Radiología y problemática deportiva futura de la lesión del futbolista Neymar

http://www.tecnicosradiologia.com/2014/07/radiologia-y-problematica-deportiva.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+tecnicosradiologia%2FuuBL+%28Tecnicos+Radiologos%29

Radiología y problemática deportiva futura de la lesión del futbolista Neymar

Entre los primeros titulares sobre la lesión de la estrella mundial Neymar Jr, repasando las imágenes de la jugada, las declaraciones del futbolista brasileño y la visualización de una imagen radiológica, nos encontramos con un conjunto de preguntas sin responder por las cuales me he decidido a recopilar toda la información posible en la red, y plantear diferentes cuestiones sobre esta noticia producida durante un partido de fútbol en la eliminatoria de cuartos de final de la Copa Mundial FIFA 2014.

Lo primero que me llamó mucho la atención es que los iniciales titulares periodísticos expresaran que la lesión consistía en una “fractura de vértebra lumbar”. Me sorprendió bastante aunque no lo podía descartar, ya que yo vi la jugada en la retransmisión en directo de TV y cuando en nuestro trabajo hablamos de ‘Fractura de vértebra’ normalmente entendemos que se refiere al cuerpo vertebral. En ese momento yo pensaba dos cosas: o el impacto de la rodilla del futbolista colombiano Camilo Zúñiga fue realmente complejo – gesto que no pareció ser frontal sino de arriba hacia abajo y de forma oblicua – o el daño traumatológico estuvo compuesto de otras causas.

Las lesiones del cuerpo vertebral ** pueden clasificarse en tres tipos:

  1. El tipo de lesión más frecuente y menos grave es la fractura-acuñamiento. Se caracteriza porque el cuerpo vertebral, habitualmente cuadrado, adquiere la forma de una cuña en su región anterior. Muy raramente se asocia a una lesión neurológica.
  2. El segundo tipo en frecuencia es la fractura-estallido. En esta fractura el cuerpo vertebral “estalla” en múltiples fragmentos. Suele ser debida a traumatismos de alta energía y no es infrecuente que se asocie a lesiones neurológicas ya que los fragmentos óseos pueden desplazarse al interior del canal raquídeo y comprimir las estructuras nerviosas. No obstante, la presencia de estos fragmentos dentro del canal no implica necesariamente que se haya producido o vaya a producirse una lesión neurológica.
  3. Por último, la forma más grave de lesión vertebral es la fractura-luxación. A consecuencia de traumatismos de muy alta energía, se rompen los ligamentos que unen a las vértebras entre sí, y dos vértebras contiguas pierden su relación. Esta pérdida de posición distorsiona también la forma del canal medular y, por dicha razón, en muchas de estas lesiones se produce una lesión de la médula espinal.

Entonces, cuando he visto en diversos medios digitales la imagen que una TV de Brasil publicó como ‘raio x de Neymar’, que en realidad es una imagen tomográfica sagital obtenida por Tomografía Computerizada (TC o TAC) vemos que no hay ninguna fractura en el cuerpo vertebral:

Imagen por Tomografía Computerizada (TC) de Neymar JR

Ampliación de la imagen. Flecha que señala la discontinuidad ósea

La diferencia entre la fractura de cuerpo vertebral y la lesión de Neymar JR es que al futbolista se le ha producido una fractura del pedículo ´de la tercera vertebra lumbar, aunque por esa única imagen no podemos saber si el pedículo es el derecho o el izquierdo.

Imagen de TC de fractura de cuerpo lumbar, que no es la de Neymar

En la imagen de abajo (la parte inferior es la zona trasera de la espalda) donde visualizamos que el cuerpo vertebral está relacionado con dos pedículos hacia cada una de las apófisis transversas. Por lo tanto, no se trata de una Fractura de cuerpo vertebral sino lo que se denomina como espondilosis o espondilolisis, un tema que ya traté en el artículo Signo Radiológico: El ‘Perrito escocés’ (Scotty dog sign) o proyección de ‘La Chapelle’

Espondilosis
El problema que tenemos ahora, que hemos diferenciado la lesión, es que no tenemos más imágenes porque – además de que publicar imágenes identificadas de un paciente es ilegal – para conocer más datos necesitaríamos proyecciones frontales y coronales, ya que dicha imagen tomográfica de la lesión de Neymar JR no ayuda a diferenciar un dato más, y además de carácter muy importante: ¿Es una lesión traumática por sólo esa jugada, o ya había una debilidad estructural previa?

Post proceso imagenológico de una espondilosis

Vista lateral infográfica de una fractura de pedículo sin desplazamiento

El estado del futbolista Neymar JR es que sin necesidad de cirugía, su tratamiento inicial es reposo total y según comunicó el doctor Rodrigo Lasmar, “deberá usar un corsé durante un periodo de dos semanas”. No es imposible que por los dolores del deportista (Neymar JR ha dicho que al principio no sentía las piernas) sean síntomas de una radiculopatía lumbar con alguna afectación a los nervios que salen desde la médula y abrazan a los pedículos y le produzca dolor de carácter ciático durante no sólo las 6 semanas que se ha dicho en el comunicado formal de la Federación Brasileña de Fútbol.

Sin embargo, el diagnóstico de Neyma JR no va a quedarse sin más pruebas, ya que no es imposible que la espondilolisis haya aparecido de forma traumática (por el impacto del futbolista colombiano) y emerja una debilidad previa, ya que en la jugada no se aprecia un golpe tan fuerte como para fracturar el pedículo roto.
Las preguntas que el universo futbolístico se puede hacer es:
¿En sólo 6 semanas se va a garantizar que Neymar JR esté totalmente restablecido si la espondilolisis puede repetirse por debilidad ósea?
¿Si existe radiculopatía lumbar con afectación del nervio ciático no será mejor programar una recuperación más larga y mucho más fiable para reducir recaídas de dolor ciático?
¿Exigirá esta lesión un intervencionismo de fijación vertebral y por tanto puede ser el final de la carrera del futbolista?

* La imagen infográfica está obtenida desde http://copadomundo.uol.com.br/noticias/redacao/2014/07/05/imagem-de-raio-x-mostra-fratura-em-vertebra-de-neymar.htm

** Referencia por Dr. David Moreta Munujos (Traumatología – Cirugía Ortopédica Adultos)

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.