¿Qué es la Epiduroscopía?

http://www.endocirugia.com.ar/blog/que-es-la-epiduroscopia/

¿Qué es la Epiduroscopía?

La epiduroscopia o endoscopia del canal espinal se define como una técnica percutánea mínimamente invasiva que investiga el espacio epidural con la asistencia de un endoscopio flexible introducido a través del hiato sacro (o en sitios de punción alternativos). Permite la visualización de estructuras anatómicas normales como la duramadre, los vasos sanguíneos, el tejido conectivo, nervios y tejido graso, así como también estructuras patológicas, como adherencias, secuestros, procesos inflamatorios, fibrosis y cambios estenóticos. Permite tratamientos dirigidos, como la liberación de esteroides epidurales, la colocación de catéteres epidurales, implante de electrodos de estimulación, y la aplicación de drogas.
Permite además la realización de biopsias y técnicas de aspiración.
En definitiva, es una técnica integral para el tratamiento mínimamente invasivo del dolor, que posibilita el diagnóstico y el tratamiento de la causa de dolor.
QUIEN PUEDE HACERSE UNA EPIDUROSCOPIA?
La mayoría de los pacientes portadores de dolor espinal agudo o crónico pueden realizarse una epiduroscopia. La edad o las enfermedades asociadas (tales como la hipertensión, diabetes, coagulopatías etc) no son un impedimento para la realización de este procedimiento.
PARA QUE PACIENTES SIRVE LA EPIDUROSCOPIA?
La mayoría de los tratamientos regularmente aplicados en el tratamiento del dolor crónico espinal tienen una efectividad limitada
Se requiere un tratamiento apropiado para romper el círculo vicioso del dolor- reposo- declinación del estado físico- dolor. Para lograr esto se utiliza terapia farmacológica, terapia física y en muchos casos tratamientos intervencionistas del dolor, entre los que se encuentra la epiduroscopia.
En la fase aguda de dolor, los pacientes deben ser estimulados para volver a sus actividades diarias rápidamente y de la mejor forma posible. Deben saber que pueden moverse a pesar de tener dolor. El reposo en cama por más de 4 días esta generalmente contraindicado.
Si no existen déficits neurológicos severos, los pacientes con hernias de disco, espondilolistesis degenerativa o canal estrecho espinal no requieren cirugía. De todos modos existen tratamientos intervencionistas que pueden tratar apropiadamente el dolor.
La epiduroscopia es un MÉTODO PERCUTÁNEO MÍNIMAMENTE INVASIVO para el estudio y tratamiento de las afecciones del espacio epidural. Se puede actuar localmente sobre zonas enfermas y aplicar medicación en el lugar exacto que se quiere tratar.
También llamada:
• neurólisis epidural
• neuroplastía descompresiva epidural
• neurólisis de Racz
La epiduroscopia lumbosacra es una técnica relativamente nueva utilizada en el diagnóstico y tratamiento del dolor lumbar con o sin radiculopatía que involucra las extremidades inferiores.
A través del epiduroscopio (endoscopio) el cirujano obtiene imágenes del espacio lumbar, e introduce por el canal de trabajo medicación que se aplica directamente en el lugar afectado.
Esta técnica es superior a las infiltraciones epidurales (bloqueos espinales) porque permite aplicar la medicación en la posición correcta, mientras que los bloqueos se realizan “a ciegas”. Además las inyecciones epidurales a repetición pueden aumentar la fibrosis o las adherencias del espacio epidural.
El mecanismo más importante para el alivio del dolor luego de la epiduroscopia es la correcta administración de la medicación epidural en el sitio afectado, y la modificación del flujo sanguíneo a la raíz (o raíces) espinal afectada a través de la adhesiolisis mecánica (liberación de las adherencias). También se puede realizar radiofrecuencia por este medio para el tratamiento del dolor.
INDICACIONES:
• Dolor lumbar crónico refractario con y sin radiculopatía de variadas etiologías:
– Pacientes con antecedentes de cirugía previa
– Síndrome postlaminectomía
– Fibrosis epidurales
– Fracturas del cuerpo vertebral por compresión
– Disrupción discal
– Canal estrecho lumbar
– Artritis degenerativa
El procedimiento se realiza en quirófano, bajo sedoanalgesia (anestesia local, + sedación y analgesia), en decúbito prono (boca abajo, con almohada en el abdomen para corregir la posición de la columna), por punción sacra se introduce el endoscopio y se realiza la intervención. Es un procedimiento ambulatorio, de no mediar complicaciones se da de alta al paciente luego de una hora de observación.
– Quirófano
– Bajo sedoanalgesia
– Decúbito prono con almohada en abdomen para corregir lordosis
– Incisión sobre hiato sacro, dilatación ligamento sacro-coccígeo
– Introducción endoscopio flexible 0.9 mm
VENTAJAS DE LA EPIDUROSCOPIA
• Mínima invasividad
• Realización bajo anestesia local por su gran tolerabilidad
• Posibilidad de ser repetida en el tiempo
• Bajo índice de complicaciones

Deja un comentario

Your email address will not be published.