Igualmente tener en cuenta los espacios prevertebral y retrofaringeo

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.